LA BRUJA DE SUSATÁ

images-9

Amenazaba tormenta. Ha sido la peor noche que he vivido por estas tierras: cuando salía del pueblo se me cruzó un gato negro, que más parecía una pantera, ¡santísima! lo hubiera visto, casi me hace caer. Sentí miedo, pero debía seguir mi camino.

Al pasar la escuela de Susatá, vi a lo lejos un resplandor blanco, que con el viento se mecía pa’ya y pa’ca; pensé al principio que se trataba de visiones por la chicha que había tomado, pero la oscuridad se me metió en los ojos y ya no encontré el camino, solo veía ese reflejo blanco que se me acercaba y como que me decía cosas. Empezó a llover a cantaros como si el mundo se fuera a acabar, los perros empezaron a aullar uno tras otro, ellos sienten las presencias maléficas. Los árboles de lado y lado temblaban; el viento empezó arreciar y la lluvia me golpeaba el cuerpo. De ese reflejo blanco empezaron a salir dos manos huesudas y largas que se estiraban como para alcanzarme, y queriendo correr no podía, queriendo gritar no me salía el grito, y queriendo rezar la lengua se me enredaba; peor aun cuando me encontré con esos ojos rojizos como endemoniaos que siempre veo en mis pesadillas; mientras una carcajada de bruja se metió entre los árboles. No sé de donde saque fuerzas para no morirme. La bruja empezó a lanzar aullidos y gemidos mientras se levantaba del piso, después de un remolino de aire frío con olor a azufre. Yo caí al piso sin remedio, las carcajadas seguían retumbando en mis oídos. Me tapé con las manos para no escuchar, y creí que había funcionado, porque de repente todo quedó en silencio. Fui abriendo los ojos despacio, aunque tenía miedo hasta de respirar, al mirar de nuevo hacia arriba, no podía creer… ¡cómo era eso!… la cara se transformó en la de una mujer hermosa y dulce que me invitó a que la acompañara, me tomó de la mano, quedé como hipnotizado levantándome del suelo sin ningún esfuerzo. Solo recuerdo que ya no sentí miedo, ni ganas de gritar, ni rezar; solo la seguí…

Estas cicatrices son el recuerdo de la bruja de Susatá. Y que conste que no soy el único.

Olga Lucía Ríos A. OlgaLú
Olga.lucia.rios.a@gmail.com; Twitter: https://twitter.com/Olgaluciarios7;
Linkedin: https://co.linkedin.com/in/olga-lucia-ríos-a-2475a4127; Página web: www.olgalu.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *