LA ENCOMIENDA EN ÉPOCAS DE LA CONQUISTA Fin

CONCLUSIONES:

Surgimiento de Los Repartimientos de indios.

Los repartimientos de indios fueron establecidos por la corona, se trató de la asignación de trabajadores nativos a los dueños de las haciendas para trabajar por un período de tiempo determinado, generalmente varias semanas. El repartimiento fue un intento de “reducir los abusos de trabajo forzosos”. Al disminuir el número de indígenas las actividades mineras fueron reemplazadas por labores agrícolas. En el siglo XVII, la hacienda surgió debido a que la propiedad de la tierra se volvió más rentable que la adquisición de mano de obra.

 

Las encomiendas fueron instituciones que tuvieron un peso importante en el proceso de la conquista y colonización. Fueron la merced más perseguida, tanto por ser el mejor sustento económico posible, como por su valor simbólico, dándoles la posibilidad de vivir de las rentas, gracias al amparo de la Corona y elevarles a la cúspide social. Este fue motivo del aprovechamiento y abusos cometidos por familias como la del oidor Juan Montaño y sus parientes bajo su liderazgo. Las medidas protectoras hacia los naturales llegaron demasiado tarde para impedir la catástrofe demográfica y los abusos de los encomenderos.

Después de más de medio siglo de la conquista, los naturales recibieron la doctrina y comenzaron a abrazar el cristianismo con fervor. Las fiestas religiosas se multiplicaron, y no faltaron oportunas apariciones de vírgenes.

 

Olga.lucia.rios.a@gmail.com;                                                                                                                    Twitter: https://twitter.com/Olgaluciarios7;
Linkedin: https://co.linkedin.com/in/olga-lucia-ríos-a-2475a4127;                                                                                                                         Página web: www.olgalu.co                                                                                                                                                                                                   Mi blog: olgalu.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *